Síguenos

¿Qué hacer si...?

SOY CONSUMIDOR
Busca el apoyo de un amigo alejado del mundo de las drogas y cuéntale lo que te pasa. Este puede ser el primer paso para que con su ayuda puedas decírselo a tu familia o a un profesor de confianza.

Si todos tus amigos van del mismo rollo que tú y no te atreves a decírselo a tus padres y/o profesores y prefieres pedir ayuda directamente a un profesional, puedes dirigirse a este teléfono: 953 24 07 66 

MI HIJO COSUME
1. Intentar no alarmarse y actuar con calmar.
2. Dialogar de manera adecuada.
3. Siempre en un clima de confianza y respeto mutuo, para saber exactamente:

  • El tipo de sustancia consumida.
  • La dosis y la frecuencia.
  • El nivel de información que tiene el chico/a sobre ese consumo y esa droga, y otras.
  • El grado de conciencia.

4. Valorar la situación:

  • Grado de riesgo/abuso.
  • Analizar los recursos existentes.
  • Decidir qué hacer. Esta decisión se puede tomar con ayuda del algún profesional especializado.

Y sobre todo, no esperar a que el problema ya sea muy grave para acudir a un centro especializado, o a un profesional. La implicación de la familia será fundamental a la hora de afrontar un posible proceso terapéutico, una solución.

UN FAMILAR CONSUME
Si es un joven puedes guiarte con los pasos que se presentan en Qué hacer si un amigo consume. Si es un adulto le puedes informar y ofrecer la posibilidad de que acuda a un centro especializado. En esta misma página encontrarás diferentes alternativas de tratamiento en nuestra comunidad autónoma. Tú mismo puedes acompañarle. Piensa que lo que necesita es un punto de apoyo para salir del problema desde la firmeza y no desde la sobreprotección.

No caigas en la trampa de facilitarle el consumo:

  • No le des dinero, probablemente lo  utilizará para consumir.
  • Ponte tú en contacto con un centro especializado que te pueda orientar.
 
UN AMIGO CONSUME
Dile lo que piensas, sobre lo que está haciendo sin ofenderle, sino mostrándole tu preocupación. Después decide libremente hasta dónde quieres implicarte en su problema.
  • Ofrécele tu apoyo para enfrentarse a sus padres.
  • No le des dinero si piensas que lo va a utilizar para consumir.
  • Proponle salir juntos como apoyo para que no consume.
  • Preséntale amigos tuyos que no consumen.
  • Mirad juntos esta Web.
  • Acompáñale a un centro especializado.

Algunos indicios o señales de alerta que te pueden decir si una persona consume drogas:

  1. Cambios radicales de estado de ánimo como agresividad, euforia, ataques de risa, etc…
  2. Repentinamente cambia de amistades y no quiere hablar sobre ellas.
  3. Un descenso en sus calificaciones muy notable.
  4. Falta muy seguido a clases o trabajo y llega muy tarde.
  5. Posesión de grandes cantidades de dinero que no puede justificar.
  6. Posesión de artículos relacionados con drogas como llaves y cucharas quemadas, alguna jeringa, papel para envolver cigarros, navajas de afeitar y espejos sucios.
  7. Descuido en el aseo personal.
  8. No se puede concentrar y se le olvidan fácilmente las cosas.
  9. Ojos irritados y pupilas dilatadas.
Si conoces a alguien que presenta estas características trata de ofrecerle tu apoyo y convéncelo para que busque ayuda.